Día Mundial del Medio Ambiente

Esta entrada también está disponible en: Aragonés Català Español Français English

¿TÚ ERES ECO?

¿Eres un ecologista coñazo o el medioambiente te chupa un pie?

Descúbrelo ya mismo con nuestro test verde:

Pregunta 1: Si usas las bicis del ayuntamiento para ir a cualquier parte es porque:

  1. Me flipa la sensación de no saber si van a funcionar los frenos o no. El subidón de adrenalina es brutal.
  2. El planeta es lo primero para mí. No hay planeta B, ¿sabes?
  3. Aún no puedo conducir, yo lo que quiero es ir en coche a todas partes.

Pregunta 2: Los patinetes eléctricos te parecen:

  1. De idiotas. A ti no te ven montado/a ahí ni muerto/a.
  2. Si son buenos para el planeta, son buenos para mí. No hay planeta B, ¿sabes?
  3. Estoy ahorrando para comprarme uno mientras espero a tener coche.

Pregunta 3: ¿Qué opinas de las pajitas de papel?

  1. Las odio con todas mis fuerzas, siempre se parten a mitad de granizado y luego no te puedes beber el culín. ¡A la mierda el planeta, yo quiero mi granizado!
  2. Si son buenas para el planeta, son buenas para mí. No hay planeta B, ¿sabes?
  3. Las entiendo, pero no las comparto. He acabado por llevarme mi propia pajita de metal en el bolsillo, a veces cuando saco las llaves para entrar en casa, se me cae y la lame el perro de mi vecina y luego todas las bebidas me saben a babas de perro, pero al menos no uso de plástico.

Mayoría de a, b y c:

Da igual lo que te haya salido en el test, ponte las pilas con el tema del medioambiente que, si no, vamos a acabar viviendo en estaciones espaciales fuera de la Tierra porque estará arrasada, que ahora mismo igual te suena guay, pero te digo yo que basta con ver la serie esa de los 100 para saber que esa gente ha acabado pirada de no estar nunca al aire libre. Puedes empezar por enterarte de cuándo se celebra el día de la sostenibilidad y qué es el eslogan “Una sola Tierra”, ¡basta con seguir leyendo!

Descripción

El Día Mundial del Medio Ambiente tiene ya cincuenta años: se celebra desde 1973. El año anterior, la Conferencia de Estocolmo, con el lema “Una sola Tierra”, había marcado el inicio de esta fecha emblemática para la divulgación y la sensibilización ambiental.

La defensa del medio ambiente es fundamental para garantizar la propia supervivencia de nuestro planeta y, por tanto, el futuro de nuestra especie. La palabra clave es “sostenibilidad”. Una sostenibilidad que puede aplicarse a la producción y al consumo de energía, a los sistemas de protección de la biodiversidad, al comercio mundial, al reparto de bienes, a la distribución de recursos a nivel global o al transporte, pasando por cómo vivimos en nuestras ciudades y pueblos, cómo y dónde se invierte nuestro dinero, qué hábitos mantenemos… Nuestro día a día está muy relacionado con este asunto de suma importancia.

Más información

Los objetivos y contenidos de esta propuesta pueden ser relacionados con otras dos fechas para las que hay contenido específico: Día Mundial del Agua (22 de marzo) y Día Internacional contra el Cambio Climático (24 de octubre). Además, puede relacionarse con el Día Internacional de las Montañas (11 de diciembre). Destaquemos también la celebración (17 de junio) del Día Internacional de Lucha contra la Desertificación y la Sequía.

Un detalle

En 2022, coincidiendo con ese cincuentenario, se replicó el lema “Una sola Tierra”, incidiendo en la idea de que todos estamos en el mismo barco, y que todas las acciones, por muy lejos que se produzcan, terminan repercutiendo y afectándonos. Por ello es preciso poner en marcha una solidaridad global. En la Página del Día del Medio Ambiente 2022 puede localizarse información sobre acciones particulares que pueden ayudar a mejorar el planeta. También podemos acceder a un montón de testimonios en documentos audiovisuales: We have #OnlyOneEarth (World Environment Day 2022)

Las grandes decisiones sobre estrategias y patrones de sostenibilidad corresponden a gobiernos nacionales y regionales, instituciones financieras, empresas, y organizaciones internacionales con el poder de reescribir las reglas y abrir nuevos horizontes. Pero además de las grandes entidades, también las personas, la sociedad civil, tienen su papel en la defensa, la sensibilización y la participación. Cuanto más alcemos nuestras voces, más podremos ayudar al cambio.

En Aragón…

Desde la segunda mitad del siglo XX, se cuenta en Aragón con una larga trayectoria de reivindicación medioambiental, ligada históricamente a la defensa del territorio, en gran parte desde la sociedad civil y, poco a poco, asumida también por las instituciones. Concebida ya desde hace mucho como un asunto de interés general, la gestión del medio ambiente obedece a muchos agentes y entidades (entre ellas, las locales). A nivel autonómico, el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental es el organismo especializado en tramitar expedientes. Dentro de la web del Gobierno de Aragón, es posible explorar diferentes temáticas en materia de medio ambiente bajo competencia de la administración autonómica, los diferentes servicios e informaciones muy variadas. Por ejemplo, ahí podemos conocer los detalles del Estudio Ambiental Estratégico dentro del Programa Feder Aragón 2021-2027 (“Construyendo Europa desde Aragón”).

En nuestra comunidad existe una legislación muy abundante y pormenorizada en relación con la gestión medioambiental, que en cierto modo aplica la Ley española del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y también las directivas europeas. La Ley de Espacios Protegidos de Aragón estipula diferentes figuras de protección, como los espacios albergados en la Red Natural de Aragón, se catalogan las especies de flora y fauna amenazadas, etcétera.En todo este ámbito, el Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón es un órgano colegiado, consultivo y de participación en materia de protección de la naturaleza y de utilización racional de sus recursos. En sus actuaciones, atiende a criterios ecológicos, sociales y culturales. Está constituido por personas de reconocida competencia en las disciplinas relacionadas con el estudio, la protección y la gestión del medio ambiente. 

Una reflexión

A la hora de concienciarnos sobre cuestiones medioambientales, encontramos un serio obstáculo en los grandes intereses económicos, la especulación, la excesiva atención al “mercado” y la urgencia del beneficio inmediato. Esos intereses obedecen a actores, muy influyentes, que impiden una visión a largo plazo y alimentan la idea de que cuestionar determinados modelos de crecimiento va contra el progreso.

Sugerimos una lectura y comentarios en torno al artículo «Ahora resulta que el calentamiento global es de izquierda» de Sergio C. Fanjul en Retina / El País (julio 2022): en él se habla del sesgo que en muchas ocasiones se otorga a las políticas que muestran preocupación medioambiental, como si llamar la atención sobre aspectos como el calentamiento global respondiese tan solo a cuestiones ideológicas. Puede ser un interesante elemento de conversación en Bachillerato.

Propuestas para el/la profesor/a

Este tema es muy interdisciplinar y ofrece muchas posibilidades por tener una vinculación muy definida con la experiencia diaria, con el entorno, con hábitos de consumo y actitudes cotidianas, y de compromiso con los demás y con el entorno, partiendo desde lo individual.

Seguramente habrá sido ya explorado en el centro, pero no nos resistimos a mencionar “Realidad ODS”, un programa educativo del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno cuyo objetivo principal es el de comprometer a la comunidad educativa con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030. En todo caso, los contenidos y propuestas presentados ahí pueden ser de suma utilidad.

Realidad ODS – programa educativo

Por señalar un ejemplo, hay una crónica muy interesante sobre unas jornadas acerca del cambio climático en el programa curricular aragonés (#AragónClimateWeek)

Sugerimos sencillas investigaciones sobre diferentes contenidos mostrados en la página de Gobierno de Aragón en cuanto a Biodiversidad, en torno a asuntos como la Estrategia Aragonesa de Biodiversidad, la Red Natura 2000, los proyectos europeos, o los planes de acción sobre especies amenazadas, etc. En este sentido, pueden plantearse al alumnado actividades más específicas en torno al Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón (flora y fauna).

Es muy recomendable el trabajo en torno a recursos como los servidos por el Ayuntamiento de Zaragoza a través del Centro de Documentación del Agua y el Medio Ambiente. Desde este centro se apoya la investigación, el conocimiento, el estudio, la educación y la divulgación en temas ambientales favoreciendo el acceso a la información ambiental y la participación ciudadana. Recomendamos consultar su web y, si puede ser, la visita presencial a un emplazamiento (refectorio y cillas del antiguo convento de Santo Domingo) que además cuenta con un singular valor histórico y patrimonial.

Superando el marco aragonés, hay diferentes páginas que ofrecen actividades multimedia de Medio Ambiente para Educación Secundaria, como “Ambientech”, o Educación 3.0, con recursos para trabajar en el Día Mundial del Medio Ambiente: documentales, interactivos, juegos… entre los que, por ejemplo, se facilita el enlace de descarga del juego World Rescue.

Durante toda la Educación Secundaria, el currículo aragonés incorpora elementos relacionados con el desarrollo sostenible y el medio ambiente, así como la protección ante emergencias y catástrofes, teniendo entre sus principios metodológicos generales una enseñanza para la comprensión, el fomento de la creatividad y el pensamiento crítico, el aprendizaje por descubrimiento, la preparación para resolver problemas de la vida cotidiana, y la relación con el entorno social y natural, poniendo acento en la educación para la salud y educación ambiental.

Objetivos que ayuda a cumplir esta propuesta

ESO:
  • Desarrollar destrezas básicas en la utilización de las fuentes de información para, con sentido crítico, adquirir nuevos conocimientos. Adquirir una preparación básica en el campo de las tecnologías, especialmente las de la información y la comunicación.
  • Concebir el conocimiento científico como un saber integrado, que se estructura en distintas disciplinas, así como conocer y aplicar los métodos para identificar los problemas en los diversos campos del conocimiento y de la experiencia.
  • Valorar críticamente los hábitos sociales relacionados con la salud, el consumo, el cuidado de los seres vivos y el medio ambiente, contribuyendo a su conservación y mejora.
Bachillerato:
  • Conocer y valorar críticamente las realidades del mundo contemporáneo, sus antecedentes históricos y los principales factores de su evolución. Participar de forma solidaria en el desarrollo y mejora de su entorno social.
  • Acceder a los conocimientos científicos y tecnológicos fundamentales.
  • Conocer y valorar de forma crítica la contribución de la ciencia y la tecnología en el cambio de las condiciones de vida, así como afianzar la sensibilidad y el respeto hacia el medio ambiente.

Materias con las que puede vincularse

  • Biología y Geología / Geografía e Historia / Valores éticos (ESO, 1er y 2º ciclos)
  • Economía / Cultura científica (ESO, 2º ciclo)
  • Bachillerato: A asignar en función de modalidad. Por ejemplo, Ciencias de la Tierra y el Medio Ambiente, sin descartar otras

Desarrollo de competencias

  • Competencias sociales y cívicas