Día Internacional contra la Violencia y el Acoso Escolar

Esta entrada también está disponible en: Español

Primer jueves de noviembre

INACCIÓN

Te tengo que contar una cosa. No es fácil de contar. Mi mente ha borrado muchos de los detalles, pero recuerdo que estaba en el recreo de mi colegio y recuerdo muy bien la cara de mi compañera. No recuerdo qué había pasado, no sé qué desencadenó aquella situación, pero cuanto más lo pienso, más escalofriante me resulta: 

Ella estaba en el centro del patio y muchos compañeros empezaron a escupirle. Los escupitajos se sucedían en su cara, uno detrás de otro. Creo que el atrevimiento de los primeros animó a otros a seguir los mismos pasos y escupir también. Me acuerdo de su cara roja y de los ojos llorosos cubiertos por la saliva de los demás y recuerdo que andaba firme hacia la salida para marcharse de allí cuanto antes.

Me esfuerzo por olvidarlo. Apenas soporto la vergüenza que me causa. Yo no escupí. No le escupí a la cara, pero tampoco hice nada para defenderla. Eso me avergüenza profundamente. 

Lo cierto es que ya en aquel momento, apenas comprendí la situación. Siempre he ido mucho a mi bola y seguramente aquel día, uno más de tantos, también estaba a mi bola. Probablemente por eso no recuerdo qué provocó que llegáramos a ese punto.

Le doy vueltas y me viene todo el rato una pregunta a la cabeza: ¿Qué más da cómo empezase aquello? ¿Qué podría haber hecho aquella chica de 12 años que mereciera la humillación a la que la sometieron los compañeros de clase? ¿Qué hay que hacer en un recreo para que no te quede más remedio que sufrir decenas de escupitajos cayéndote en la cara? 

No sé a ti, pero a mí no me convence ninguna respuesta. Si a mí me cuesta escribirlo, ¿te imaginas el daño que tuvo que hacerle a ella? ¿Te imaginas haberlo sufrido tú?

La Unesco ha designado un día como el Día Internacional contra la Violencia y el Acoso en la Escuela (sigue leyendo para descubrir cuál), pero tú vas a clase todos los días y yo creo que lo mejor sería que todos y cada uno fueran el día contra el acoso en la escuela. Nadie se lo merece.

Descripción

La Unesco designó el primer jueves de noviembre de cada año como Día Internacional contra la Violencia y el Acoso en la Escuela, incluido el Ciberacoso, reconociendo así que la violencia en el entorno escolar bajo todas sus formas (bullying) atenta contra los derechos de los niños y los adolescentes, la salud y el bienestar. La Unesco hace un llamamiento a los estados miembros, a organizaciones internacionales y regionales interesadas, así como a la sociedad civil, incluidas las organizaciones no gubernamentales, las personas y otras partes interesadas a prestar ayuda en la promoción, organización y celebración de este día internacional.

El objetivo es sensibilizar a las personas acerca del problema de la violencia en redes y el ciberacoso y sus consecuencias, y sobre la necesidad de ponerles fin. También apela a los miembros de la comunidad educativa, a las autoridades y a sectores relacionados como el de las tecnologías, a prestar atención a este problema para incitarlos a contribuir a la prevención de la violencia en línea, con miras a garantizar la seguridad y el bienestar de niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

Más información:

Página web de Unesco

Los contenidos y objetivos de esta propuesta coinciden parcialmente con los del Día Internacional de la Educación (24 de enero) y el Día Internacional de la Cero Discriminación (1 de marzo)

En Aragón

En nuestra comunidad autónoma existe desde 2018 un Observatorio Aragonés por la Convivencia y contra el Acoso Escolar. Se trata de un órgano colegiado, de carácter consultivo, de asesoramiento y participativo, que tiene como objetivo favorecer la convivencia positiva y la resolución constructiva de los conflictos que se generan en la comunidad educativa, con especial atención a las situaciones de acoso.

Hay un teléfono contra el acoso escolar 📞 900 100 456 habilitado por el Gobierno de Aragón. Funciona 24 horas los 365 días del año.

Un detalle

La página de la Unesco dedicada a este Día Internacional ofrece visiones paralelas, relacionadas con la prevención de conflictos y malas prácticas en el aula. Es muy interesante por ir un poco más allá, el documento sobre la violencia de género en las aulas.

Una reflexión

El Objetivo 4 de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de la ONU aboga por una educación inclusiva y equitativa de calidad. Eso será inviable mientras los estudiantes sigan sufriendo la discriminación o experimenten violencia por motivos de identidad de género y orientación sexual real o aparente.

La Unesco apoya acciones de prevención y combate como respuestas del sector educativo a la violencia y el acoso homofóbicos y transfóbicos, ya sean físicos o psicológicos. Esas respuestas deben ser firmes desde la comunidad educativa, pero la base está en la educación temprana.

Propuestas para el/la profesor/a

Por afectar a la convivencia en el aula y al desarrollo normal del curso, incidiendo directamente sobre el cumplimiento de objetivos curriculares, el asunto tratado en este Día Internacional tiene una transversalidad evidente y precisa de una atención continua en el aula y en el centro.

Se recomienda el trabajo específico en relación con aspectos como los mencionados en los párrafos anteriores acerca de violencia de género, homofóbica y transfóbica y, por supuesto, el trabajo en el aula a partir de documentos audiovisuales como los siguientes:

Se propone también la búsqueda y comentario de noticias relacionadas con acoso escolar, no necesariamente (o no en exclusiva) sobre sucesos concretos, sino también sobre iniciativas para neutralizar y prevenir el problema.

Por ejemplo, informes y balances  (noticia en Heraldo de Aragón). O también, noticia sobre un encuentro de alumnado ayudante por la convivencia en el IES Pablo Gargallo de Zaragoza.

Se recomienda no perder contacto con diferentes campañas que, en el entorno de Naciones Unidas, fundamentalmente en relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, se presentan de forma periódica.

Esta propuesta refuerza el impulso al desarrollo de valores que fomenten la igualdad efectiva entre hombres y mujeres y la prevención de la violencia de género, y de los valores inherentes al principio de igualdad de trato y no discriminación por cualquier condición o circunstancia personal o social, fomentando el aprendizaje de la prevención de cualquier tipo de violencia y la resolución pacífica de conflictos. También ayuda a promover y difundir los derechos de los niños en el ámbito educativo.

Participa de principios metodológicos como la atención a la diversidad de los alumnos y una especial atención a la inteligencia emocional, promoviendo un clima de aula y de centro que favorezca el equilibrio personal y unas relaciones personales basadas en los valores fundamentales de convivencia, desde la prevención de conflictos y la resolución pacífica de los mismos, así como la no violencia en todos los ámbitos.

Objetivos que ayuda a cumplir esta propuesta

ESO:
  • Asumir responsablemente sus deberes, conocer y ejercer sus derechos en el respeto a los demás, practicar la tolerancia, la cooperación y la solidaridad entre las personas y grupos, ejercitarse en el diálogo, afianzando los derechos humanos y la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres, como valores comunes de una sociedad plural, y prepararse para el ejercicio de la ciudadanía democrática.
  • Valorar y respetar la diferencia de sexos y la igualdad de derechos y oportunidades entre ellos. Rechazar la discriminación de las personas por razón de sexo o por cualquier otra condición o circunstancia personal o social. Rechazar los estereotipos que supongan discriminación entre hombres y mujeres, así como cualquier manifestación de violencia contra la mujer.
  • Fortalecer sus capacidades afectivas en todos los ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los demás, así como rechazar la violencia, los prejuicios de cualquier tipo, los comportamientos sexistas y resolver pacíficamente los conflictos.
Bachillerato:
  • Ejercer la ciudadanía democrática, desde una perspectiva global, y adquirir una conciencia cívica responsable, inspirada por los valores de la Constitución española, así como por los derechos humanos, que fomente la corresponsabilidad en la construcción de una sociedad justa y equitativa.
  • Consolidar una madurez personal y social que les permita actuar de forma responsable y autónoma y desarrollar su espíritu crítico. Prever y resolver pacíficamente los conflictos personales, familiares y sociales.
  • Fomentar la igualdad efectiva de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres, analizar y valorar críticamente las desigualdades y discriminaciones existentes, y en particular la violencia contra la mujer e impulsar la igualdad real y la no discriminación de las personas por cualquier condición o circunstancia personal o social, con atención especial a las personas con discapacidad.

Materias con las que puede vincularse

  • Valores éticos (ESO, 1er y 2º ciclos)
  • Educación para la ciudadanía y los derechos humanos (ESO, 2º ciclo)
  • Bachillerato: A asignar en función de modalidad

Desarrollo de competencias

  • Competencias sociales y cívicas