Día de los Derechos y Libertades de Aragón

Esta entrada también está disponible en: Aragonés Català Español Français English

CUARTO Y MITAD DE CABEZA

Igual Juan de Lanuza fue un poco tonto cuando volvió a Zaragoza sabiendo que la poli de Felipe II lo buscaba, pero yo creo que tú hubieras hecho lo mismo.

A ver, piénsalo. Estás en Épila, que será un sitio con gente maravillosa y, si es tu pueblo, fijo que te lo pasas guay en las fiestas, pero seamos sinceros: como acabes de llegar, allí no hay nada que hacer. Secano hasta donde alcanza la vista.

Es lo que le debió de pasar a Lanuza, se moría tanto del aburrimiento que dijo, chico, pues me arriesgo, que esto es insoportable. El Palacio del Conde de Aranda, después de un mes, ya me lo sé de memoria. Esto no da para más. Se cogió el bus de Ágreda y se fue a Zaragoza. Ahora habría sido otra historia porque hay piscina, gimnasio y hasta Radio Épila, pero en el siglo XVI yo creo que aún no habían hecho el polideportivo.
Eso sí, en su momento, cuando iba a enfrentarse a las tropas castellanas, Épila le vino de lujo. Imagínatelo: el ejército que dirigía él y el que venía de Castilla (cabreadísimos por no dejarles que se llevaran a Antonio Pérez) quedan en Utebo para darse caña. Y cuando llega Juan, aquello parece el centro de Jaca un 15 de agosto.

Como cuando invitas a un amigo a una fiesta de cumple y se trae a todos sus primos. Parecía que los castellanos lo hubieran anunciado en Instagram. Juan ordenó la retirada y se piró a Épila porque, me imagino, compartir las pizzas que habían pedido con tanta gente le pareció imposible.
Total, pasada la batalla y después de un mes, Juan se pilla el Ágreda y se planta en Zaragoza. La poli de la época lo detiene y se lo llevan a lo que hoy en día es el Pasaje del Ciclón, ese que está al lado de la Plaza del Pilar, que hay helados, batidos, bizcochos y se puede uno echar unas tapas o lo que quiera. Por un momento, Juan se piensa el sabor de batido que se va a pedir, pero luego se da cuenta de que el pasaje en el siglo XVI es más bien un palacio con mazmorra y al pobre lo dejan ahí hasta que, los tíos exagerados, que no habían superado el temita de Antonio, le cortan la cabeza.

También te digo, que vale que estés enfadado, pero igual lo de exponer la cabeza en la plaza del Mercado nada menos que dos años enteros, es pasarse de rencoroso.

Juan perdió la cabeza (literal) por defender los fueros de Aragón, ¿tú habrías hecho lo mismo? Por cierto, ¿sabes si ahora seguimos teniendo fueros en Aragón? Echa un vistazo más abajo para descubrirlo.

Descripción

El 20 de diciembre de 1591, el Justicia de Aragón Juan de Lanuza fue ejecutado en la plaza del Mercado de Zaragoza. Ese suceso fue consecuencia de la represión ordenada por el rey Felipe tras la rebelión en la que el Justicia se había enfrentado al monarca, acusándolo de atacar los fueros de Aragón.

Este hecho histórico debe ser entendido en un contexto muy complejo. Tras la desaparición del Justiciazgo a principios del siglo XVIII, la figura de Lanuza y de la institución que representaba quedaron como símbolos de la identidad aragonesa.En la década de 1980, con la entrada en vigor del Estatuto de Autonomía, El Justicia de Aragón fue recuperado como institución adaptada al marco de las libertades democráticas. El Justicia vela por los derechos de los ciudadanos y vigila el cumplimiento del Estatuto y del ordenamiento jurídico aragonés.

La fecha del 20 de diciembre tiene un componente de recuerdo del pasado, pero también nos ayuda a entender el valor de nuestros derechos actuales y a reconocer las muchas cosas que se pueden mejorar.

Más información

En la página web de El Justicia de Aragón (crónica de los actos llevados a cabo en la conmemoración de 2021).

Los objetivos y contenidos de esta propuesta pueden ser relacionados con la vinculada al 23 de Abril: Día de Aragón. También con el 6 de enero (Día dedicado al Derecho aragonés).

Una reflexión…

En 2022, el Estatuto de autonomía de Aragón ha cumplido cuarenta años. Durante ese tiempo, el texto original ha sido modificado y actualizado, pero no ha variado su espíritu ni su principal finalidad: dotar a la ciudadanía aragonesa de unas normas de convivencia y de unas pautas para el progreso una sociedad cada vez más plural y multicultural dentro de un mundo cada vez más globalizado.

Entre otras muchas cosas, como el desarrollo del Derecho civil aragonés, la protección de las modalidades lingüísticas y la definición de instituciones representativas, de control y de gobierno de la comunidad, el Estatuto regula la institución del Justicia de Aragón.

… y un detalle

El Justicia de Aragón es la tercera institución, después del Gobierno de Aragón y de las Cortes, en el actual ordenamiento de nuestra comunidad autónoma. Está muy bien valorada, ya que hace visibles problemas del día a día que preocupan a la inmensa mayoría de los aragoneses (por ejemplo, tramitando quejas que cualquiera puede presentar), que ejerce un control sobre las autoridades y que reclama medidas de defensa de las capas más vulnerables de la sociedad.

Muchas de sus acciones cuentan, además con la colaboración de otros agentes sociales, entidades locales, colectivos y organizaciones no gubernamentales, etc.

Sus informes anuales, ya sean generales o sobre temas concretos (que a veces se concretan en comparecencias en las Cortes de Aragón), dan una idea muy aproximada de la realidad social de nuestra comunidad.

Propuestas para el/la profesor/a

Algunas de las propuestas servidas aquí podrían ser compatibles dentro de la campaña educativa (charlas didácticas en centros de educación secundaria) que en 2022 ha emprendido el Gobierno de Aragón en torno al Estatuto de Autonomía con motivo de su 40 Aniversario.

Al hilo de eso, por ejemplo, se puede analizar la evolución de Aragón en estas cuatro décadas, a partir de los datos servidos en un cuaderno estadístico con indicadores comparativos muy sencillos y reveladores .

Se pueden explorar detalles y cometidos de la institución de El Justicia de Aragón a través de su propia web. A partir de ahí, comentar en el aula las funciones que esta entidad tiene asignadas. También se puede estudiar una posible visita a su sede en Zaragoza, en el palacio de Armijo.

De forma más contextualizada (origen y evolución de la institución de El Justicia, leyendas relacionadas, significación histórica, etc.), es muy útil la consulta de la exposición “El Justicia de Aragón, 1265-2015”, diseñada por Rolde de Estudios Aragoneses para el Ayuntamiento de Ejea de los Caballeros con motivo del 750 aniversario de la institución:

También el artículo El Justicia, mucho más que un mito.

Objetivos que ayuda a cumplir esta propuesta

ESO:
  • Asumir responsablemente sus deberes, conocer y ejercer sus derechos en el respeto a los demás, practicar la tolerancia, la cooperación y la solidaridad entre las personas y grupos, ejercitarse en el diálogo, afianzando los derechos humanos y la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres, como valores comunes de una sociedad plural, y prepararse para el ejercicio de la ciudadanía democrática.
  • Conocer, valorar y respetar los aspectos básicos de la cultura y la historia propias y de los demás, así como el patrimonio artístico y cultural.
Bachillerato:
  • Ejercer la ciudadanía democrática, desde una perspectiva global, y adquirir una conciencia cívica responsable, inspirada por los valores de la Constitución española, así como por los derechos humanos, que fomente la corresponsabilidad en la construcción de una sociedad justa y equitativa.
  • Consolidar una madurez personal y social que les permita actuar de forma responsable y autónoma y desarrollar su espíritu crítico. Prever y resolver pacíficamente los conflictos personales, familiares y sociales.

Materias con las que puede vincularse

  • Geografía e Historia / Valores éticos (ESO, 1er y 2º ciclos)
  • Educación para la ciudadanía y los derechos humanos (ESO, 2º ciclo)
  • Bachillerato: A asignar en función de modalidad / Historia y Cultura de Aragón

Desarrollo de competencias

  • Competencias sociales y cívicas
  • Conciencia y expresiones culturales